El coronel Silvino Olivieri

El coronel Silvino Olivieri
Arriba ] [ El coronel Silvino Olivieri ] Legión Italiana de Buenos Aires - Valiente ] Motín, causa y castigo de los culpables ] Legión Agrícola Militar ] Indice del libro ] Bibliografía ] Ilustraciones ] La Legione Italiana ]

 

Silvino Olivieri nació en 1828 en los Abruzzos italianos, pertenecientes entonces al Reino de Nápoles, en el seno de una familia noble y liberal. Era el tercero de cinco varones.

Cuando en enero de 1848 tuvieron noticia que el rey Fernando II de Sicilia había anunciado conceder una constitución, junto a su hermano Fileno desertaron como alumnos internos del colegio de Chieti para unirse al alzamiento. Estallada la insurrección milanesa, se enrolaron en el cuerpo de 200 voluntarios que se embarcaron el 29 de marzo de 1848 hacia los campos lombardos.

Luego de luchar en Milán, y participar en la columna de voluntarios organizada por Luciano Manara en la expedición del Trentino, fueron a defender Venecia. Más tarde Silvino combatió al mando del marqués Prati, siendo promovido a teniente al demostrar singular valentía. Tras la derrota y el armisticio del general Salasco, se refugió en Sicilia, emigrando luego a Francia.

Al pasar a Londres conoció a José Mazzini.

Olivieri y Mazzini poseían una causa internacionalista común, eran carbonarios. Al menos efectivamente lo era Silvino Olivieri, mientras que Mazzini había reelaborado su experiencia carbonaria fundando su asociación "La Joven Italia". Parece evidente que Olivieri mantuvo con Mazzini diálogos que lo llevaron a adherir plenamente a la propuesta política de éste.

Fileno Olivieri se reunió con Silvino en Londres, recién en 1851. Ambos hermanos partieron hacia Sud América una vez perdidas las esperanzas de liberar a su patria oprimida, bajo el ejemplo de José Garibaldi que había vivido y luchado muchos años en estas latitudes, con directivas precisas de Mazzini para impulsar "La Joven Italia". Llegaron a Montevideo, y participaron de las luchas de la plaza sitiada por Oribe. Después de la batalla de Caseros pasaron a Buenos Aires.

Volver al comienzo de la página